Bases para la mejora de la Atención Primaria en La Rioja

Bases para la mejora de la atención primaria en La Rioja
El pasado día 17 de marzo fuimos invitados por la Plataforma de defensa de la sanidad pública a una reunión en la sede del Ateneo Riojano, a fin es establecer pautas de trabajo comunes que permitieran proponer avances en la Atención Primaria. Entre todas las organizaciones asistentes se constituyó un grupo de trabajo formado por: Sociedad Riojana de Medicina Familiar y Comunitaria, Asociación de Enfermería Comunitaria, Amnistía Internacional y la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en La Rioja.
 
Realizamos una primera declaración pública el 26 de marzo y vimos la necesidad de profundizar sobre los ejes que consideramos necesarios para el abordaje de una Atención Primaria. Fruto de este trabajo podemos aportaros el documento Bases para la mejora de la Atención Primaria en La Rioja, que será presentado a las autoridades y grupos parlamentarios.
 
Os animamos a leerlo con especial atención de lo que consideramos son los Ejes de actuación en AP de La Rioja. Es un documento que está abierto a vuestros comentarios y aportaciones.
 
Miguel Angel Gallardo Doménech, Presidente srmFYC, en nombre de la Junta Directiva
Bases para la mejora de la atención primaria en La Rioja

SOCIEDADES CIENTÍFICAS

Asociación de Enfermería Comunitaria

Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria

COLEGIOS PROFESIONALES

Colegio Oficial de Enfermería de La Rioja

Colegio Oficial de Trabajo Social de La Rioja

MOVIMIENTOS CIUDADANOS

Plataforma en defensa de la Sanidad Pública de La Rioja

ORGANIZACIONES SOCIALES Y DE DERECHOS HUMANOS

Amnistía Internacional La Rioja

Rioja Acoge – Red Acoge

Bases para la mejora de la Atención Primaria en La Rioja

Clic para descargar

I Jornada de investigación de la Sociedad Riojana de Medicina de Familia de La Rioja

Estimada/o socia/o,

Te presentamos el programa de la I Jornada de investigación en Medicina de Familia y Comunitaria de La Rioja que se celebrará el jueves 25 de abril de 2019 en el CIBIR y que hemos organizado junto con la unidad docente de MFYC y la unidad de apoyo a la investigación. 

Con el lema “buscando compañeros para el viaje de la investigación”, en este encuentro se darán a conocer proyectos de investigación abiertos a la incorporación de investigadores, aprenderemos cómo iniciar un protocolo de investigación, hablaremos sobre ética y permisos necesarios para realizar estudios, y sobre cómo publicar en atención primaria y qué hay que hacer si queremos hacer la tesis.

También habrá un espacio dedicado a los residentes de MFYC en el que se presentarán sus interesantes proyectos y trabajos de investigación de final de residencia. Se premiará el mejor proyecto con dos libros de publicaciones semFYC y el mejor trabajo de resultados con dos inscripciones al 39º congreso de semFYC de Málaga que se celebrará del 9 al 11 de mayo de 2019.

Igualmente, se presentarán los proyectos de tesis presentados a la “I convocatoria de ayudas para la realización de tesis doctorales de la srmFYC” y se comunicará el fallo de la convocatoria que premia con 500 euros el mejor proyecto de tesis.

En resumen, nos reuniremos para compartir nuestras inquietudes en el terreno de la investigación, compartir experiencias y buscar compañeros de viaje.

Desde nuestra sociedad consideramos que a pesar de todas las dificultades, las médicas y médicos de familia tenemos mucho que decir y hacer en investigación. Si compartes nuestra inquietud, te genera interés la investigación y no sabes por dónde empezar o te interesaría unirte a algún grupo investigador, ¡inscríbete!

A continuación te dejamos el programa completo y el acceso al formulario de inscripción, al que puedes acceder directamente desde este enlace 

Es necesario inscribirse para obtener el certificado de asistencia y la acreditación. El coste de inscripción es: gratuito sin comida, 15 euros con comida.

¡Te esperamos!

Atentamente

 

Carmen Martínez Cervell
Vocal de investigación de la srmFYC

 

Puedes descargarte el programa en pdf haciendo click aquí 

Matías

Llevamos ya un año en el que la mayor parte de la actividad formativa se ha relegado fruto de las restricciones y de la necesidad de aprender sobre esta nueva enfermedad que ha surgido. Sin embargo, el resto de pacientes sigue ahí y los médicos de familia tenemos que compaginar los pacientes covid con todos los demás. El presente caso pretendía ser introductorio de una sesión sobre comunicación en el suspendido curso de actualización de nuestra sociedad. Hemos decidido publicarlo en la página web. Esperamos que os resulte interesante.

Matías es un sacerdote anciano (83 años) que vive en el hogar Sacerdotal, un retiro asistido por monjas y personal de apoyo. Había consultado durante el año previo por pérdida de peso que achacaba a comer menos, ya que la comida del Hogar no le resultaba apetitosa. Se le propuso realización de colonoscopia por una anemia (Hgb 11,8 mg/dl) que rehusó.

Un mes antes del proceso actual presentó un cuadro de melenas, achacado a la toma previa de AINE, que precisó ingreso y gastroscopia con úlceras duodenales. La hemoglobina al alta fue de 8,4 mg/dl.

El episodio actual se inició por un cuadro de diarrea y malestar general. En la exploración se apreciaba una masa en hipogastrio – fosa iliaca izquierda. La pérdida de peso había aumentado. La analítica mostraba una anemización de 2 puntos (respecto a recuperación de la HDA). Una ecografía clínica en el Centro de Salud mostró la vejiga normal y la vía urinaria / riñones normales. La masa se apreciaba ecográficamente vascularizada en hipogastrio.

Con sospecha de neoplasia de colon se envió para ingreso. Se le informó de preocupación por sospecha de un problema importante en el colon.

En el ingreso se realizaron gastroscopia, TAC abdominal y analíticas. Los diagnósticos finales con anatomía patológica fueron de adenocarcinoma de colon y linfoma del manto. El TAC mostraba esplenomegalia y múltiples conglomerados adenopáticos en mesenterio y región ileocecal, retroperitoneales, en cadenas iliacas y grasa mesorrectal izquierda con fenómeno de sándwich con los vasos mesentéricos sospechoso de síndrome linfoproliferativo. En el comentario del informe de alta hospitalaria se hacía constar que no era viable tratamiento por tener 2 neoplasias, la edad y el estado del paciente.

Antes del alta hospitalaria su médico recibe 2 llamadas. Una del médico internista para avisar del alta, comentar que el paciente conocía el diagnóstico del colon pero no el otro y que había realizado interconsulta a Paliativos. La otra llamada, de la médica de paliativos para contar que el paciente no entendía por qué le visitaban ellos y que prefería que le siguiera viendo su médico.

Se ha intentado ser fiel a los diálogos originales a pesar de haberse reducido, en parte para no alargar la exposición y en parte por la frágil memoria de los autores.

1ª VISITA (en su domicilio – Hogar Sacerdotal)

Objetivos:

  • Saber lo que Matías sabe y sus expectativas.
  • Conocer apoyos familiares y sociales.
  • Conocer sus preferencias respecto a grado de información.
  • Preguntas iniciales: ¿Qué tal estás?, ¿Cómo ha ido en el hospital?

Matías está agradecido por el trato recibido. Ha tenido muchas visitas. Me comenta que el médico “era de pocas palabras”. Sabe que tiene el problema del colon y que la solución es quirúrgica. Cree que cuando coja peso y fuerzas le operarán. Está contento porque ha ganado casi 1 kg. Me cuenta que no entendía por qué le fueron a visitar los médicos de paliativos, que él no tenía dolor, ni sangrado ni otras molestias y que no estaba terminal…

  • Eres partidario de conocer tu proceso y de tener toda la información.
  • Sí.
  • En los próximos días hablaré con los cirujanos y te llamo para la próxima visita.

    *Se utiliza la técnica del reflejo anticipado (técnica de entrevista motivacional). Consiste en hacer una afirmación de comprensión en lugar de una pregunta.

2ª VISITA (Hogar Sacerdotal)

Preparación:

  • conversación telefónica con especialista de Medicina Interna que llevó a Matías.
  • conversación telefónica con especialista de Digestivo que estudia el caso con Cirugía.
  • En ambos casos se desestima el tratamiento de ambas neoplasias, ni juntas ni por separado.
  • Se realiza una búsqueda bibliográfica sobre el pronóstico de neoplasia maligna primaria múltiple (NMPM) sincrónico (colon + linfoma gástrico – abdominal). Las respuestas que se buscan: % de supervivientes a 1 año; meses/años de supervivencia desde el Dx. No se encuentra ningún dato al respecto.
  • Objetivos:
    • Dar información veraz, adecuada a las necesidades emocionales y preferencias del paciente.

Preguntas de facilitación:

  • ¿Cómo te encuentras?, ¿Cómo ha ido la semana?, ¿has hablado con alguien?
  • He hablado con los especialistas del hospital… ¿prefieres que te de toda la información o que te explique sólo según vayan surgiendo novedades?, ¿quieres tener información de todo el proceso o sólo sobre los tratamientos?

    Guía para implicar a los pacientes en la toma de decisiones médicas1

    • Prepárese para la consulta
    • Delimite la decisión a tomar
    • Pregunte al paciente explícitamente qué prefiere.
      • ¿Cómo quiere que tomemos las decisiones médicas que habrá que tomar? ¿Preferiría oír los pros y los contras y decidir usted mismo, quiere que tomemos la decisión entre los dos o desea que decida yo lo que crea mejor para usted?”
    • Describa las opciones a aquellos pacientes que quieren una decisión personal o compartida o haga una recomendación a los pacientes que prefieren dejar la decisión en sus manos.
    • Compruebe lo que ha entendido.
      • ¿podría decirme en sus propias palabras qué ha entendido de lo que hemos hablado hoy?”
    • Pregunte al paciente si quiere tomar decisiones. “Hay quien toma decisiones rápidamente y quien necesita reflexionar un tiempo antes o hablarlo con otras personas. ¿Qué prefiere que hagamos hoy?”

Respuestas:

  • La semana ha ido bien. No tiene dolor. Las deposiciones son regulares, a veces formadas, a veces más blandas. Come mejor el puré más claro (con más agua).
  • Prefiere tener toda la información.
  • Los cirujanos y especialistas del hospital han revisado tu caso y es poco (muy poco) probable que puedan operarte, aunque comas mejor y ganes peso. Además del problema del colon se han encontrado en el análisis del estómago, células malas de la sangre. Al tener los dos problemas, el del colon y el de las células malas de la sangre, no se puede operar.
    •  La comunicación no verbal (cnv) es muy importante. Proximidad física, mantenimiento del contacto visual, tono de voz bajo y pausado. Silencios. Atención a la respuesta no verbal del paciente.
  • Entiendo. Entonces… ¿Cuánto me queda?
  • No lo sé. No tenemos datos. No hay referencia de otras personas que hayan tenido este mismo problema. Las células malas de la sangre pueden estar como dormidas muchos meses o despertar de repente.
  • Si el paciente no pregunta directamente por el pronóstico1 se puede indagar con la siguiente frase:
  • Hay pacientes que quieren muchos detalles, otros se centran en el cuadro general y también hay quienes no desean hablar en absoluto del futuro. ¿Usted qué prefiere?”.
  • Y después: “¿Qué información desea recibir en el futuro?”».
  • Se pueden plantear posibilidades: “…estadísticas que le indicarán cuánto tiempo vive de media una persona en el estadio de la enfermedad en el que se encuentra ahora… del mejor y del peor escenario posible… algunas personas piensan en un suceso concreto del futuro, por ejemplo si vivirán aún el día de su aniversario. ¿Qué cree usted que le sería de más ayuda?”
  • Bueno, es lo que hay. Gracias.
  • ¿Tienes pensado hablar con alguien de esto? Si quieres puedo hablar de nuevo con las personas que tú quieras.
  • No, prefiero no compartirlo.
  • ¿A la hermana N (cuidadora del Hogar Sacerdotal)?
  • De momento tampoco.
  • Las personas religiosas suelen sentirse confortados por su fe.
  • Eso es para mentes simples. Los que hemos reflexionado sobre ello y estudiado profundamente… no funciona igual. Dios no funciona como un “tapa-agujeros”.
  • ¿Hay alguna pregunta o algo de lo que quieras hablar?
  • No. No se me ocurre nada.
  • Si te parece puedo venir a verte pasado mañana. Si quieres que te acompañe alguien puede hacerlo.

3ª VISITA (Hogar Sacerdotal)

  • Objetivo: aclarar dudas. Evolución emocional. Explorar experiencias.
  • Preguntas facilitadoras:
    • ¿qué tal estás?, ¿qué tal estos días?
    • ¿has pensado en lo que hablamos el otro día?
  •  Respuestas:
    • No tengo dolores. Las deposiciones han sido normales. La comida me sabe fatal, salvo el desayuno,…
    • No he pensado nada.
  • Has preferido vivir el día a día sin pensar (reflejo).
  • Es que no acabé de entender lo de los dos problemas.
  • ¿quieres que te lo explique mejor, que sea más específico?
  • Sí.
  • Por un lado está el problema del tumor de colon, por el que te envié al hospital, ¿te acuerdas?
  • Sí.
  • Y por otro, las células malas de la sangre son un tumor de la sangre que se llama linfoma y se ha encontrado en el estómago y en los ganglios del abdomen. Si se trata el colon, la otra enfermedad empeoraría y si se hace al contrario, el colon empeoraría. Cualquier tratamiento de ese tipo te pondría más enfermo y no conseguiría ningún avance curativo.
  • Lo entiendo.
  • ¿Hay alguna duda o algo de lo que quieres que hablemos?
  • Cuando has venido hoy pensaba que traías buenas noticias, que quizá se podría operar.
  • No…(CNV)

Aunque pueda parecer un jarro de agua fría, que los pacientes mantengan la esperanza es un aspecto favorable Los pacientes perciben un mayor nivel de compasión y prefieren a los médicos que proporcionan un mensaje más optimista.

  • Quería saber si en caso de tener dolores se podría poner morfina.
  • Sí. Llegado el momento podemos poner morfina.
  • Me gustaría seguir aquí, en el “Hogar”. No quiero ir al hospital.
  • Podemos poner el tratamiento aquí. Si más adelante necesito ayuda de otros profesionales pueden venir aquí y colaborar. Llegado el caso podemos venir juntos la primera vez y puedo presentártelos.
  • Muchas gracias.

SIGUIENTES VISITAS (todas en el hogar sacerdotal)

  • Matías ha ido contando su situación a toda su familia y conocidos. Lo ha hecho a su ritmo y según su criterio. Ha tomado decisiones sobre su funeral y su entierro. Ha decidido y diseñado su esquela. Ha dispuesto como repartir sus bienes.
  • Hemos realizado una primera visita conjunta con Paliativos (médica y enfermera). Matías lo ha agradecido. En las siguientes visitas se muestra animado, no tiene dolores. Ha tenido la pierna izquierda edematosa pero sin dolor. Ya no se levanta de la cama. Se nota en su mirada y sus gestos que agradece las visitas, que son semanales. Mantiene el sentido del humor (“vaya responsabilidad de nombre – me decía riendo”). Cuenta lo reconfortante que ha sido todas las personas que se han acercado para trasmitirle lo importante que ha sido en sus vidas. Siempre nos despedimos con un largo apretón de mano que se resiste a soltar.
  • Matías falleció durante las vacaciones de Navidad del 2019, sin dolor, apagándose poco a poco. Se generan sentimientos encontrados. Satisfacción por el acompañamiento, la sensación del deber cumplido. Alegría por la muerte sin sufrimiento añadido. Y pena por no haber podido disfrutar de más entrevistas con Matías. Anteriormente muy pocas visitas, con poco conocimiento vivencial. En las últimas entrevistas mayor conocimiento de la persona: un hombre generoso y comprometido, psicólogo de formación puso en marcha Proyecto Hombre en La Rioja y ayudó a cientos de jóvenes a salir del infierno de las drogas. Aunaba un respeto y pensamiento científico con la fe de su religión (“no se puede explicar a Dios por la ciencia, es una cuestión de fe”).

Jesús Ochoa y Marta Fernández. Grupo Comunicación y Salud. Febrero 2020

PS. Matías dio consentimiento verbal antes de fallecer para poder exponer su proceso con fines docentes.

Bibliografia

1. Back, Anthony, Robert Arnold, and James Tulsky. El arte de la comunicación con pacientes muy graves: entre la honestidad, la empatía y la esperanza. Alianza Editorial, 2011.

Plan de mejora de Atención Primaria en La Rioja

Recientemente la Mesa Sectorial del Seris que reúne a la administración y a los sindicatos representantes del sector, ha aprobado el Plan de Mejora de la Atención Primaria de Salud de La Rioja.

En primer lugar, queremos felicitarles por el interés que estas entidades han demostrado hacia la Atención Primaria; sinceramente merece ser destacada la decisión de todos ellos para lograr los avances en los aspectos concretos que se recogen en el plan aprobado.

En segundo lugar, queremos hacer dos consideraciones claves. Por un lado, las medidas aprobadas no pueden calificarse como un “Plan de Mejora”. Un auténtico “Plan de Mejora” debe contemplar medidas organizativas, presupuestarias y de sostenibilidad, de mejora de la calidad asistencial y de seguridad del paciente, de formación e investigación y de colaboración en redes con otros agentes de salud.

Por otro lado, es imprescindible que un Plan de Mejora de la Atención Primaria cuente con la participación de, al menos, las sociedades científicas, colegios profesionales, representatividad de profesionales del ámbito urbano y rural, y con la ciudadanía. La visión y las aportaciones de todos estos agentes son necesarias para reforzar la Atención Primaria.

La Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria (srmFYC/semFYC), sociedad científica que agrupa a más de 250 Médicos de Familia y Comunitaria de La Rioja, desea transmitir que la clave del éxito de la sanidad riojana es desarrollar el sistema sanitario sobre un eje central que debe corresponder necesariamente a la Atención Primaria. Tal afirmación está basada en que existen evidencias de que los sistemas sanitarios con una Atención Primaria fuerte obtienen mejores resultados de salud y de manera más eficiente.

Deseamos, una vez más, expresar nuestra voluntad de colaborar con la Consejería de Salud en todo lo que sea necesario para que la Atención Primaria ocupe el lugar que le corresponde dentro de nuestro sistema público de salud para alcanzar la Atención Primaria y Comunitaria de calidad que todos deseamos.

Junta Directiva srmFYC/semFYC

 

¡Qué bello es vivir…sin humo!

Se acerca el 31 de Mayo; día Mundial sin tabaco; y sin faltar a su cita desde hace 21 años, nos disponemos a celebrar la Semana sin Humo. Esta edición viene acompañada por el lema: ¡Qué bello es vivir… sin humo! y  aunque condicionada por la situación epidemiológica que nos afecta, no debemos olvidar  la esencia de la que ha venido siendo una destacada actividad comunitaria ligada a la atención primaria: por un lado sensibilizar a la población sobre los riesgos asociados al consumo del tabaco así como de los beneficios ligados a su abandono; y por otro motivar a los profesionales sanitarios a realizar intervención en sus pacientes fumadores. No olvidemos que el tabaquismo sigue siendo la primera causa de enfermedad y muerte prevenible.

En los próximos meses es previsible que vayamos a tener múltiples consultas relacionadas con síntomas respiratorios  y aunque muchas de ellas probablemente sean telefónicas, puede ser un buen momento para dar un consejo sanitario orientado al abandono del tabaco. Conviene recordar que los pacientes fumadores tienen más riesgo de presentar un cuadro severo de COVID 19, de precisar soporte ventilatorio y fallecer.

También en las últimas semanas hemos sufrido el poder manipulador de la industria tabaquera, anunciando un supuesto efecto protector de la nicotina frente al contagio por el SARS-CoV-2, demostrándose posteriormente importantes sesgos de selección y observación en el supuesto estudio, que hacía por ejemplo que no se contabilizasen los pacientes ingresados en la UCI.

La intervención en tabaquismo siempre es una gran inversión.

Pide cita en tu centro de salud y aquí te ayudaremos a dejar de fumar

Grupo de abordaje del tabaquismo de la Sociedad Riojana de Medicina Familiar y Comunitaria (srmFYC/sem

FYC)

Colabora: Servicio de Drogodependencias y otras adicciones. Dirección General de Salud Pública y Cuidados

Pequeña guía para las consultas telefónicas

Desde la irrupción de la epidemia de la COVID-19 los Médicos de Familia hemos cambiado nuestra forma de atender a las personas de forma radical. Las consultas telefónicas, antes consideradas de segunda categoría, han pasado a ser la principal forma de relación y comunicación con nuestros pacientes.

Esta pequeña guía pretende ser una ayuda para sacar el máximo partido a las consultas telefónicas manteniendo la seguridad del paciente y del profesional y preservando los aspectos legales.

Hemos de tener en cuenta que en las consultas telefónicas perdemos casi toda la rica e intuitiva información obtenida de la comunicación no verbal. En la consulta telefónica participa el tono de voz como no verbal, pero el discurso es la principal fuente de información. La consulta telefónica es tanto más fiable cuanto mayor es el conocimiento previo de paciente y profesional. Por este motivo ha sido posible el seguimiento de tantos pacientes por parte de sus médicos y enfermeras durante este periodo de alarma sanitaria. Se debe hacer un esfuerzo por mantener la confidencialidad a base de prudencia. La consulta telefónica no implica menos derechos y no debemos dar información a nadie que no sea el interesado sin su consentimiento.

Los aspectos a tener en cuenta para las consultas telefónicas son los siguientes:

  • Todas las consultas telefónicas deben estar agendadas con el tiempo suficiente. Cada profesional debería diseñar su agenda. Las consultas telefónicas pueden ser sencillas (como dar un resultado banal) o muy complejas con gran nivel de incertidumbre. Algunas se resolverán rápidamente y otras llevarán más tiempo que si fueran presenciales. Sería interesante que los pacientes dispusieran de información previa sobre la hora aproximada de la llamada e incluso del número de teléfono desde el que se les llama (número privado, 941…). Así mismo, información institucional con consejos del tipo: tenga preparado papel y bolígrafo, gafas si las usa para leer o escribir y el listado o los envases de la medicación habitual. También sería preciso que las personas pudieran dejar el teléfono de contacto o que pudieran comprobar fácilmente los números que constan en sus historias clínicas.
  • En caso de no contactar, no dejar mensajes en el contestador.
  • Revisar la historia clínica de los pacientes antes de iniciar la llamada (últimos apuntes, condicionantes y problemas, tratamientos habituales). En las consultas de seguimiento pactadas puede ser útil preparar la información que precisamos obtener a modo de lista de comprobación.
  • Al descolgar, presentarnos con nuestro nombre y puesto de trabajo. Preguntar por el paciente o la persona cuidadora de referencia explicitando sobre el paciente del que vamos a tratar.
  • Dar pie a exponer el motivo de consulta y dejar hablar al paciente SIN interrumpirle con preguntas. Iniciar con un “cuéntame” o “explícame el motivo que querías consultar” o “cuéntame cómo ha ido desde la última llamada”. Anotar las dudas que surjan para preguntar después si no han sido explicitadas en el discurso completo.
  • Hacer un resumen de lo expuesto para asegurar la comprensión: “si te he entendido bien…has tenido…”. Pedir aclaraciones “¿Qué quieres decir con…?” y comprobar si se ha obtenido toda la información necesaria (lista de comprobación si se tenía).
  • Decidir si la consulta telefónica es la apropiada o si es necesaria una consulta presencial (en el Centro de Salud o en el domicilio). Se deberá valorar una consulta presencial si:
    • el diagnóstico no está claro
    • el curso no es el esperado
    • hay alguna bandera roja
    • si el interlocutor tiene un alto nivel de ansiedad y no se consigue una conexión adecuada
    • si algún hallazgo exploratorio presencial modificaría el curso de acción
    • si precisa de algún tratamiento presencial
  • Comprobar que el paciente tiene forma de apuntar. Explicar nuestras impresiones y el plan de actuación propuesto hablando más despacio de lo habitual. Preguntar si está de acuerdo con lo expuesto. Planificar nuevas consultas si fuera necesario. Comprobar la comprensión de lo pactado “¿qué has entendido de lo que hemos hablado?” “cuéntame como vas a tomar el tratamiento
  • La red de seguridad es imprescindible. Explicar el curso previsto del proceso y los síntomas de alarma y como proceder en caso de presentarlos.
  • Despedirse cordialmente.
  • Registrar la consulta en la historia clínica especificando que se trata de una consulta telefónica.
  • En caso de no haber podido contactar, registrar en la historia clínica.
Jesús Ochoa Prieto. Grupo Comunicación y Salud srmfyc.
Médico de Familia. CS Joaquín Elizalde. Logroño.

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA

Muñóz Seco E. Las consultas por teléfono han llegado para quedarse. AMF 2020; Disponible en: https://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=2656.

Stockley S, Neighbour R. Royal College of General Practitioners. Top 10 tips for COVID-19 telephone consultations. Disponible en: https://www.rcgp.org.uk/about-us/rcgp-blog/top-10-tips-for-covid-19-telephone-consultations.aspx

Greenhalgh T, Koh GC, Car J. Covid-19: a remote assessment in primary care. BMJ 2020; 368:m1182. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.m1182

Car J, Sheikh A. Telephone consultations. BMJ 2003; 326: 966–9

Propuestas de adaptación en La Rioja a la nueva realidad COVID-19 y su futuro

Tenemos el placer de enviaros el documento que denominamos «Propuesta de adaptación de Atención Primaria de La Rioja a la nueva realidad por COVID-19 y su futuro», elaborado a iniciativa de la Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria (srmFYC/semFYC), que incorpora información procedente de la revisión de literatura, aportaciones del Grupo del Trabajo de Enfermedades Infecciosas de esta sociedad así como de aportaciones de miembros de diferentes entornos de la Atención Primaria de La Rioja.
 
El único interés a declarar en la elaboración y presentación de este documento es la mejora de nuestro nivel asistencial, con la intención de ayudar en la toma de decisiones y planificación en el contexto de la Atención Primaria de Salud del Servicio Riojano de Salud.
 
Os agradeceríamos vuestros comentarios y correcciones pues se trata de un documento abierto. 
 
Como decimos en el documento, como sociedad científica creemos que  la “nueva realidad de la Atención Primaria”  debe ser un escenario mejor que el escenario de partida.
 
Puedes descargar el documento en este enlace
 
Carmen Martínez Cervell, Vocal de investigación, y Miguel Ángel Gallardo Doménech, en nombre de la Junta Directiva de la srmFYC

Coronavirus: la fortaleza de la Atención Primaria

Estimados/as compañeros/as: 

Manejo AP probable SARs-CoV-2

Ante la situación epidémica actual, desde el Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Riojana de Medicina Familiar y Comunitaria hemos creído interesante realizar un resumen de la información más relevante publicada hasta ahora, con el enfoque eminentemente práctico que nuestras consultas en los centros de salud requieren.

Esperamos que os pueda resultar de utilidad y que os facilite la toma de decisiones en el manejo del día a día de los casos COVID probables o confirmados. Por supuesto, ponemos a disposición de cualquier compañero este documento para que pueda descargarlo, consultarlo o compartirlo. Ojalá sirva a muchos profesionales porque eso supondrá que ayuda a muchos pacientes.

Como no podía ser de otro modo, este trabajo solo pretende ser complementario a los documentos aportados por las administraciones y agrupar las indicaciones a las que los y las MFYC tenemos que atender.

Esperemos que os sirva de ayuda.

Grupo de Trabajo Enfermedades Infecciosas SRMFyC
Jesús Ortega Martínez
Yolanda Sánchez Diaz-Aldagalan
Jose Luis Ramón Trapero

Presentación en pdf  

VI Curso de actualización en medicina de familia

¡Atención!

Se pospone el inicio del VI Curso de actualización en medicina de familia hasta nuevo aviso. Lamentamos las molestias que esto pueda ocasionar.

Desde la Sociedad Riojana de Medicina Familiar y Comunitaria (srmFYC), queremos ofrecer por 6º año consecutivo el curso de actualización, un encuentro en el que refrescarnos, debatir, y aprender novedades en FAMILIA.

Nuestro día a día es diverso e intenso y requiere una actualización continua. Es por ello que os animamos a participar en esta actividad en la que os ofrecemos, de una manera amena, un repaso sobre las últimas novedades, actualizaciones o aspectos que nunca debemos olvidar.

¿Qué hay de nuevo este año?

Como novedad, este año contamos con la participación de varios grupos de trabajo (GdT) de nuestra federada. Se trata de una buena oportunidad para que los conozcáis, comprobéis su actividad y os animéis a uniros a ellos. ¡Todos sois bienvenidos!

¿A quién va dirigido?

Aunque este curso va dirigido principalmente a médicos residentes y especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, nos encantaría contar con la participación de todo colegiado a quien le resulte interesante.

¿Cuándo tendrá lugar?

Comenzará el martes 3 de Marzo y tendrá lugar en el Colegio Oficial de Médicos de La Rioja durante varios martes tal y como se detalla en el programa. El horario será de 18 a 20.30, excepto el martes 10 de Marzo que tendrá lugar de 17 a 19. Os rogamos puntualidad por respeto a los ponentes.

¡ATENCIÓN! Se pospone el inicio del curso hasta nuevo aviso, disculpen las molestias.

El curso tendrá una duración total de 20 horas.

¿Cómo se realiza la inscripción?

Encontrarás toda la información y cómo realizar la inscripción a través del siguiente enlace CLICK AQUÍ

¿Qué más tengo que saber?

Se ha solicitado la acreditación a la Comisión de Formación Continuada de La Rioja por lo que al finalizar el curso se enviará un diploma acreditado si se ha cumplido el 80% de la asistencia.

PROGRAMA 6º CURSO ACTUALIZACIÓN EN MEDICINA DE FAMILIA 2020

PROGRAMA
3 de marzo de 2020
COMUNICACIÓN Y SALUD
10 de marzo de 2020
ENFERMEDADES INFECCIOSAS
URGENCIAS Y ATENCIÓN CONTINUADA
17 de marzo de 2020:
MEDICINA RURAL      
24 de marzo de 2020:
DIABETES
NUTRICIÓN
31 de marzo de 2020:
TABAQUISMO
MEDICINA COMUNITARIA
21 de abril de 2020:
CUIDADOS PALIATIVOS
28 de abril y 5 de Mayo de 2020:
COLOPROCTOLOGÍA

¡Te esperamos!

Raquel Saenz Ortigosa
Tatia Santirso Benito
Vocales de docencia
srmFYC

«Tribulaciones del triángulo y una varita mágica».

Reflexiones sobre los médicos de familia y la actual situación de Atención Primaria.

Desde hace algo más de un año ha comenzado a mostrarse de forma contundente el malestar que existe en la Atención Primaria por parte de los médicos de familia, prácticamente en toda España. ¿Por qué ha sido ahora, en este momento, y no hace mucho más tiempo? ¿En qué es distinta esta crisis de las anteriores? ¿Podemos decir que los médicos de Atención Primaria sufrimos de depresión colectiva?

Los médicos de familia estamos inmersos en nuestro particular Triángulo de las Bermudas, que en este caso lo llamaremos el triángulo PAI. Este triángulo se ha hecho cada vez más grande porque sus vértices se han tensionado hasta límites no conocidos. La situación es complicada: los médicos de familia trabajamos PARA las personas, PARA la población (primer vértice) pero dependemos DE la Administración que organiza nuestro trabajo y decide la remuneración que recibimos (segundo vértice) y por último, nuestro trabajo beneficia económicamente A la industria farmacéutica y los proveedores (tercer vértice). Este es el Triángulo PAI (Población-Administración-Industria). Que los médicos de familia trabajemos para las personas y para la población es lo que ha permitido mantener la calidad asistencial en esta época de crisis. Sin embargo, en la Administración, el objetivo principal de la clase política, siempre ha sido la permanencia en el cargo, el mantenimiento de su cuota de poder y en muy pocos casos la salud de la población (y mucho menos el cuidado de los profesionales). Y la Atención Primaria no vende. Los recursos se dedican principalmente al hospital que absorbe la mayoría del presupuesto dedicado a Salud y sirve de lucimiento del político de turno. Así que en estos años, lo que ha sucedido es que los médicos de familia hemos seguido trabajando espoleados por la Administración, igual que se espolea a los caballos en las películas del oeste hasta la extenuación. Y la industria, qué es la gran beneficiada económicamente del trabajo de los médicos de familia, ha hecho muy bien su trabajo. Ha convertido factores de riesgo en enfermedades, ha conseguido disminuir los umbrales diagnósticos de muchas entidades incluyendo a más personas en la categoría de enfermos, ha conseguido la medicalización de la vida y la mercantilización de la salud. Los españoles somos los europeos que más fármacos consumen. Cada vez que sale el tema de la falta de adherencia terapéutica no puedo evitar pensar “menos mal, por lo menos no se los toman”.

Muchas más personas que las que había hace unos años (o esa es la percepción que tengo) quieren las cosas aquí y ahora. No existe una educación sanitaria en condiciones. Se ha perdido, quizá en parte por culpa de los profesionales sanitarios, la capacidad de tomar decisiones en salud. El miedo a enfermar o estar enfermo forma parte de nuestras vidas. La industria y la arrogancia médica han transmitido la idea de que ahora el que se muere es un pringado y el que tiene dolor es porque no ha hecho lo suficiente para evitarlo.

Y cada vértice ha tirado tanto que nuestro triángulo es enorme y nos engulle sin remisión. Ha habido otras crisis. Durante la anterior crisis económica (allá por los años 1996-2000) se podía contratar a compañeros nuestros 3 horas al día para pasar una o incluso dos consultas. Pero ahora es distinto. Ahora no hay dinero y tampoco hay médicos a los que contratar con las condiciones de trabajo (y remuneración) actuales.

Y podemos seguir galopando hasta la muerte o parar y decir NO. No a las prisas y a las peticiones sin fundamento por parte de los pacientes, no a la Administración de todo aquello que no suponga un beneficio para los pacientes o una mejora de las condiciones de trabajo y no a las estrategias de la industria para medicalizar cada encuentro clínico. También no a seguir quejándonos a nuestros compañeros sin aportar algún cambio o un gramo de esperanza sobre el futuro.

A pesar de todo lo que he expuesto sigo siendo optimista. Es parte de mi naturaleza. Y tengo memoria. Recuerdo épocas en las que estábamos peor (recetas a mano, rascacielos de recetas para firmar, declarando a ojo el número de EDO cada viernes, los tres años –en vez de cuatro- de residencia de la especialidad). Y los residentes de medicina de familia actuales (mucho más comprometidos con la Especialidad de lo que yo lo estaba a su edad) me hacen tener fe en el futuro.

Cualquier cosa que hagamos para mejorar nuestra situación o forzar a la Administración a dedicar más recursos debe tener en cuenta lo que somos. Debe tener en cuenta que trabajamos para las personas. Y debe construirse sobre los valores de la Medicina de Familia. Porque si cambiamos en lo fundamental entonces qué seremos.

¿Y cuáles son las cosas que creo me mantienen ilusionado con mi trabajo?

En primer lugar las habilidades en comunicación, que me permiten mantener unas relaciones “médico-paciente” satisfactorias (a pesar de decir que no en muchas ocasiones). Después, tener todos los días en la agenda actividades con valor (deshabituación tabáquica, visitas domiciliarias, ecografía clínica, realizar patobiografias, infiltraciones, etc.). Y esto a pesar de la sobrecarga asistencial. Si tenemos en la agenda actividades con valor habrá menos cabida para otras de poco valor. También ayudar o al menos acompañar a mis pacientes en fase terminal, aunque los estén llevando desde la Unidad de Paliativos (recuperar actividades que ofrecen gran satisfacción profesional). Mantenerme actualizado y tener mi propio criterio sobre el abordaje de los problemas habituales me permite ser asertivo con los pacientes y con otros especialistas. Las sesiones clínicas en mi Centro de Salud me hacen disfrutar y cuidar las relaciones con los compañeros de trabajo me reconforta. Y cuando termina la jornada me voy a mi casa con los míos, que la vida es muchísimo más que la consulta. Y es necesario cuidarse y ser feliz (pero no por encima de nuestras posibilidades, ;)).

¿Y qué cosas creo podrían ayudar a corto plazo y que están relativamente en nuestra mano?

Trabajar en equipo. No se trata sólo de trabajar en el mismo lugar sino de organizarnos como equipo; tratar los problemas y retos del día a día para marcar un camino común. Hablar en equipo de cómo dar respuesta a los pacientes sin cita con las peculiaridades de cada zona. Esto no quita para exigir a la Administración que haga su parte y proporcione los recursos necesarios. Hablar en equipo de cómo manejar las derivaciones inducidas desde el Hospital. Hablar en equipo de las instrucciones que llegan desde la Dirección.

¿Y qué pediría a la varita mágica?

Que la Administración definiera (asesorado por clínicos y pacientes) el número óptimo de pacientes en cada cupo. No vale solo con poner un número unitario, sino definir los cupos en función del número de personas mayores, de personas con las que es difícil comunicarse, de personas vulnerables, de la dispersión en zonas rurales y el tipo de actividad o la cartera de servicios que ofrece cada centro de salud y cada profesional. Y esto sin perder poder adquisitivo.

Que la Administración calcule el número de profesionales necesarios teniendo en cuenta los cupos óptimos, los puestos de guardia y atención continuada, la previsión de vacaciones, días libres, ITs históricas y dedique el presupuesto adecuado para ello.

Que nuestros gestores nos defiendan de las cargas impuestas sin valor alguno. Que se trate de Consejería a Consejería la no necesidad de justificante para los colegios e institutos. Que se trate con los empresarios la no necesidad de IT en ausencias menores de 5 días. Que se excluya de las convocatorias oficiales la necesidad de certificados de todo tipo (capacitación, pruebas físicas,…).

Que nuestros jefes directos tomen decisiones pensando en cómo facilitar el trabajo de los buenos profesionales. Las medidas que se ponen en práctica teniendo en cuenta a los profesionales que no cumplen bien su trabajo son un freno para todos y rara vez consiguen su propósito.

Que se disminuya la dotación económica a las mutuas de trabajo para que se encarguen solo y exclusivamente de los accidentes laborales en personas jóvenes (menores de 40 años). Y que ese dinero revierta en Atención Primaria. Todos sabemos que si le cayó una puerta metálica a una persona de más de 40 años en un pie, eso será una enfermedad común o accidente no laboral, porque seguramente ese hombre ya tenía artrosis antes de que le cayera la puerta metálica sobre el pie (otra opción más rápida sería que se cambie la ley y sea el Médico de Familia el que decida si se trata o no de un accidente laboral y sea necesario su visto bueno para dar de alta al paciente –aquí me da un poco la risa-). Tampoco se deben seguir haciendo chequeos inútiles a las personas trabajadoras.

Que se retribuya de forma adecuada los puestos de difícil cobertura y a los profesionales que hacen los trabajos que nadie quiere (refuerzos, turnos de tarde, trabajo en horario nocturno).

Regular la publicidad que se hace de temas de salud en televisión, radio y revistas. Crear un organismo que pueda contrarrestar las informaciones que la industria lanza como, por ejemplo, colesterol a más de 200 o hacerse revisión de la próstata. Que se regule por ley la información que ofrecen los visitadores médicos, vetando riesgos relativos y obligando a dar los NNT y NND de los fármacos.

Legislar para que las Sociedades Científicas no puedan financiarse a través de la industria (o no más de un 20%, por ejemplo).

Eliminar las mutualidades e incluir a toda la población en el mismo sistema –ahora sí que me he venido arriba – y revertir su presupuesto a Atención Primaria.

Y, en fin, muchas más cosas que podría pedir pero no creo que haya varita que pueda con tanto. He escrito estas líneas como una necesidad personal de poner en papel algunas de las sensaciones que me bullen. Están en primera persona porque son las mías y probablemente no coincidan con las de otros compañeros. Y tampoco están escritas para convencer de nada a nadie. Hace mucho tiempo que me quite de tener razón. Y soy más feliz.

Jesús Ochoa Prieto
Médico de Familia
CS Joaquín Elizalde, Logroño. La Rioja.

1 2 3 11